Hay muchas personas que tienen miedo a las alturas y aunque no parezca algo normal, en algunos casos se trata de una patología que puede llegar a paralizar gran parte del cuerpo.

Si ese es tu caso, ¡No te preocupes! Has llegado al mejor sitio en el que podías acabar. Te hablaré sobre la acrofobia y las muchas alternativas que tienes para ayudarte a vencer el miedo a las alturas.

¿Qué es la acrofobia?

Todo el mundo ha oído hablar del miedo a las alturas, sin embargo, pocos conocen su terminología en el ámbito de la psicología.

La acrofobia o miedo a las alturas se caracteriza por la sensación de angustia que produce ver al vacío desde una distancia importante entre uno mismo y el suelo.

Esto resulta ser un fenómeno psicológico que muestra dos caras, la primera es advertirnos sobre posibles escenarios de peligros tales como acercarnos a una cerca desde un piso alto de un edificio o  estar al borde de un precipicio.

Dichas alertas resultan útiles si tomamos en cuenta que pueden reducir las probabilidades de morir en un accidente que involucre las alturas.

La otra cara de la acrofobia es cuando el miedo a las alturas si intensifica hasta el punto de hacernos crear escenarios fatalistas cuando no se corre un peligro real de una lesión o de muerte y es allí donde el miedo se transforma en fobia y es un problema a tomar en serio.

Síntomas del miedo a las alturas

 Percepción alterada: Las personas comienzan a imaginarse escenarios catastróficos,  que pueden llegar a paralizarlos en algo tan simple como subir una escalera.

Ataques de Pánico: Es la combinación entre la percepción alterada y la ansiedad que produce enfrentarse a un evento en el que la persona debe exponerse a la altura, esto llevara a que el sistema fisiológico y cognitivo de una persona comience activarse de una forma irregular, esto ocurre en casos extremos.

Tensión Muscular: El miedo a las alturas se manifiesta a través de la rigidez muscular y el estado de agitación que presenta una persona cuando se considera en peligro, puede quedarse totalmente paralizada o salir corriendo como su vida corriera peligro.

Situaciones afectadas: Los pensamientos de una persona con temor a las alturas pueden jugar un papel fundamental si se centra toda la atención en ellos, sino se tiene la capacidad de percibir que la situación está siendo controlada por el miedo, entonces toda la realidad se distorsiona afectando nuestro entorno, quienes no podrán entender sino padecen la fobia.

Tratamiento para el miedo a las Alturas

 Aunque el tratamiento al miedo a las alturas puede variar dependiendo de su intensidad, existen algunas alternativas que si bien no lo harán desaparecer por completo ayudarán a controlarlo:

Enfrentarse al miedo: Esto debe hacerse de forma progresiva y consiente, nunca obligado por alguien más, la persona debe ser capaz de evaluar hasta dónde puede llegar, porque los límites solo los conoce quien los tiene.

Retos diarios: Organiza una serie de pruebas diarias, para como cualquier entrenamiento de frutos a largo plazo, estas pruebas no deben ser de larga duración para no provocar ataques de ansiedad innecesarios.

Ayuda Profesional: Siempre es bueno contar la ayuda y orientación de un profesional que nos brinde las herramientas para superar nuestros miedos

Llama Ahora
Dirección